Filters
Close

Las articulaciones del caballo

lunes, 2 de mayo de 2016

A continuación queremos profundizar y explicar el porqué de las numerosas lesiones en el sistema músculo-esquelético de los caballos y las medidas que podemos tomar para poder prevenir y/o reducirlas. Pero antes de poder hablar de los principales suplementos articulares, debemos entender la estructura y funcionalidad de las articulaciones ya que una lesión articular puede ir desde una inflamación ligera y pasajera, hasta un problema degenerativo que puede acabar con la carrera deportiva del caballo.

Estructura y funcionalidad

Una articulación es el conjunto de elementos o tejidos mediante los cuales dos o más huesos se unen entre sí. En éstas tienen lugar los diferentes movimientos y hacen del esqueleto un conjunto móvil que cumple multitud de funciones tales como:

-  Minimizar las fuerzas de fricción entre los huesos y proporcionar amplitud de movimiento a cada miembro y a la columna vertebral.

-  Estabilizar las estructuras esqueléticas durante la fase de apoyo, cuando el caballo carga todo su peso sobre las extremidades.

Si las clasificamos morfológicamente encontramos articulaciones fibrosas, cartilaginosas y sinoviales.

Sin embargo, cabe hacer hincapié en las articulaciones sinoviales que son las más activas y, por lo tanto, más susceptibles a sufrir lesiones. En este tipo de articulación, los extremos de los huesos que se articulan están recubiertos por cartílago articular.

  • Articulaciones sinoviales:

Las articulaciones sinoviales de los caballos se componen de diversas estructuras tales como cartílago articular, membrana sinovial, ligamentos, tendones, cápsula articular y bursa sinovial.

 

El cartílago articular está principalmente constituido por agua (70 % a 80 %), fibras de colágeno, proteoglicanos y condrocitos, las células encargadas de mantener el cartílago. Cada componente posee su propia función: las fibras de colágeno forman estructuras que resisten las fuerzas de tracción, la disposición de los proteoglicanos permiten amortiguar las cargas de compresión, absorbiendo los golpes y transmitiendo las cargas de un hueso a otro y los condrocitos son los encargados de sintetizar cartílago. 

La estabilidad de la articulación se mantiene por la capa fibrosa de la cápsula articular que se une a  huesos y ligamentos colaterales que se encuentran a ambos lados de la mayoría de articulaciones como, por ejemplo, el menudillo, la rodilla, el codo y el corvejón.

Además, la cápsula de la articulación contiene una capa de revestimiento interno llamada membrana sinovial la cual segrega el líquido sinovial que lubrica el interior de la articulación.

 

  • Funcionalidad:

Las zonas del cartílago que reciben más estrés son las que tienen mayor contenido de proteoglicanos y son más rígidas que las del alrededor. Al recibir una carga compresiva, el cartílago se deforma de manera elástica soltando agua y fuerza hacia el cartílago periférico no comprimido.

Cuando la extremidad reduce la carga de peso, la presión desaparece, el cartílago se rehidrata y se expande gracias a la contribución del líquido sinovial. Cabe resaltar la importancia del constante intercambio de líquido sinovial hacia fuera y hacia dentro para poder mantener un metabolismo y una nutrición saludables del cartílago articular y, consecuentemente, unas articulaciones fuertes y sanas.

Estos principios nos ayudan a entender por qué es importante que el caballo esté en movimiento  para poder establecer y mantener una función articular normal y saludable. El metabolismo del cartílago y su integridad dependen de las cargas repetidas en las articulaciones, a su vez, éstas se consiguen con las caminatas y el juego en el campo. Los caballos estabulados y confinados tienen mayor riesgo de padecer enfermedades articulares degenerativas, en parte, por esta falta de movimiento.   

 

Ejercicio y articulaciones

El ejercicio moderado (el trote y el medio galope) tanto en caballos jóvenes como en adultos, provoca un fenómeno conocido como carga cíclica mejorada. Ésta, incrementa el contenido de proteoglicano del cartílago, aumentando su rigidez y resistencia. Una carga superior en la extremidad supone una mayor área de superficie de cartílago articular que se pone en juego para difundir el estrés por la articulación.

Sin embargo, el ejercicio excesivamente extenuante puede llegar a causar desgastes o incluso desgarros cuando la tensión del ejercicio supera la capacidad de adaptación del cartílago. De ahí que, desgraciadamente, casi todos los atletas equinos de élite presentan cierto grado de degeneración articular.

 

Las articulaciones y la edad

La madurez esquelética y la edad son muy importantes para el desarrollo de la capacidad del caballo para soportar la carga compresiva necesaria para poder ejercitarse.

Hacia los dos años de edad, las placas de crecimiento de las articulaciones de las extremidades se cierran y el cartílago deja de crecer. No obstante, hasta los seis o siete años de edad puede haber pequeñas remodelaciones y, aunque la monta ligera entre los tres y cinco años puede ser adecuada por el desarrollo de los aparatos cardiovascular y muscular, se desaconsejan rutas largas y ejercicios arduos en animales de estas edades tempranas.

Desgraciadamente, se conoce que con el ejercicio y la edad se producen cambios degenerativos en las articulaciones. Éstos se caracterizan principalmente por una pérdida de las células encargadas de producir cartílago y por una menor producción de ácido hialurónico.

 

Inflamación

 Las articulaciones, tendones, ligamentos y musculatura del caballo están constantemente sometidos a fuerzas de tensión. Si la demanda de ejercicio supera la capacidad del organismo de adaptarse y regenerarse, se desencadena una respuesta tisular inflamatoria que a veces es imperceptible. Si ésta no se resuelve, enzimas y otros agentes que recubren la articulación son liberados, destruyendo el tejido articular, especialmente el cartílago. En situaciones como estas, el cuerpo responde a esta ruptura limitando el movimiento de las articulaciones mediante su osificación y causando un dolor difícilmente tratable.

Una vez establecido el traumatismo, en primer lugar se tiene que evitar la inflamación articular empleando un tiempo de calentamiento y enfriamiento adecuado y frenando el mecanismo fisiológico de la inflamación.

INFLAMAX es un potente antiinflamatorio natural que estimula la circulación sanguínea y reduce el incremento de temperatura en la zona lesionada.
Está compuesto por Harpagophytum procumbens, un ingrediente conocido por reducir el dolor y con moléculas similares a los Antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).
 
Los condroprotectores 

Las lesiones articulares pueden terminar rápidamente la carrera de un caballo de alto rendimiento. No existen estadísticas definitivas sobre el número de caballos en el mundo que sufren este tipo de lesiones, pero el número es considerable. En el mercado actual no existen medicamentos o sustancias terapéuticas capaces de curar los problemas articulares, sin embargo, existen suplementos nutricionales capaces de prevenir y, en caso de estar instaurada la lesión, ayudar en el proceso de cicatrización.

Los suplementos articulares reducen la inflamación, incrementan la movilidad y mejoran la salud general de las articulaciones. Mayoritariamente se administran en caballos jóvenes y atléticos para preservar sus articulaciones sanas libres de lesiones, aunque en la actualidad ha aumentado la administración en caballos de edad avanzada, para intentar alargar al máximo la vida útil del caballo.

Los agentes condroprotectores son los suplementos más populares en el mundo del caballo. Éstos aportan moléculas precursoras con efecto antiinflamatorio e inhibidor de las enzimas destructoras de cartílago necesarias para la síntesis y conservación del cartílago articular. Un buen condroprotector debe contener glucosamina, sulfato de condroitina, ácido hialurónico y metilsulfanometano (MSM) como ingredientes principales.

 

  • Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es el componente principal del líquido sinovial. Su función principal es la de lubricar la articulación evitando el rozamiento entre sus huesos, protegiendo la superficie del cartílago articular y mejorando el movimiento y función de la articulación.

Cuando hay un impacto demasiado elevado en una articulación, se produce una extrusión del líquido sinovial, por lo que la suma de impactos conlleva una pérdida lenta pero progresiva de este líquido.

Al sufrir una lesión, la inflamación y el daño reducen el suministro normal de ácido hialurónico, del mismo modo que animales de edad avanzada cada vez son  menos capaces de reponerlo.

Parece ser que la administración de ácido hialurónico por vía oral tiene un efecto acumulativo y beneficioso en las articulaciones. Sin embargo, es requerida una cantidad elevada, ya que no todo el ácido hialurónico es totalmente biodisponible. 

 

ARTI EQUIFLEX PLUS es único por su alta concentración en ácido hialurónico, con 88 gramos/kg consigue una absorción y biodisponibilidad vía oral idónea que hace que la articulación reciba el aporte necesario para nutrirse y reponerse. Además su administración NO DA POSITIVO EN LOS CONTROLES DE DOPAJE.

 
  • Glucosamina

La glucosamina se utiliza para producir una variedad de sustancias involucradas en la formación de tendones, ligamentos, cartílagos y líquido (que rodea las articulaciones).
Como ya hemos comentado anteriormente, el movimiento de las articulaciones es amortiguado por líquido y cartílago. En caballos con problemas articulares el cartílago se rompe y se adelgaza, lo que suele derivar en cojeras.

El cuerpo fabrica glucosamina con la glucosa y los aminoácidos, pero cuando la demanda aumenta, se debe recurrir a los condrocitos (células encargadas de mantener y reconstruir el cartílago) que pueden obtenerla directamente de la circulación sistémica. Se ha descubierto que la glucosamina es igual de efectiva tanto si se ha generado por el propio cuerpo o se ha ingerido, por lo tanto, la suplementación de la dieta con ésta puede aumentar la cantidad de cartílago y líquido que rodea la articulación y, de esta forma, prevenir su deterioro.

ARTI EQUIFLEX LÍQUIDO es ideal para conseguir la máxima absorción a nivel del intestino. Contiene los cuatro ingredientes claves y antioxidantes naturales que garantizan un refuerzo articular, una rápida y efectiva ayuda nutricional para el cartílago y las articulaciones. Además, contiene ingredientes que reducen la inflamación y el dolor de los problemas articulares. Además su administración NO DA POSITIVO EN LOS CONTROLES DE DOPAJE.
 
  • Sulfato de condroitina

El sulfato de condroitina es el glucosaminoglicano predominante en el cartílago articular adulto que posee la habilidad  de dificultar la acción de los enzimas que destruyen el cartílago. El sulfato de condroitina comercializado como suplemento se usa en combinación con la glucosamina, que ayuda a degradarlo en el intestino para obtener los subproductos más activos. 

SUPERFLEX es un excelente condroprotector para empezar a preservar la salud articular des de joven, con una buena relación calidad-precio es ideal para tratamientos largos y mantenimiento. 
 
  • Metilsulfonilmetano (MSM)

El metilsulfonilmetano (MSM) es un  compuesto orgánico azufrado, también conocido como metilsulfona o dimetilsulfona, que se encuentra de forma natural en los alimentos de todos los vertebrados.

La importancia del consumo de suplementos que contienen esta sustancia, se debe al hecho de que su grado de asimilación puede variar entre las distintas fuentes e incluso puede no cubrir los requerimientos del cuerpo. Además, en ocasiones, la cantidad de azufre puede disminuir durante el procesamiento de los alimentos. La evidencia científica indica que el azufre es necesario para la formación y mantenimiento del tejido conectivo y para lubricar las articulaciones. Éste ayuda a reconstituir la concentración de azufre promoviendo la cicatrización de heridas y la regeneración del cartílago articular. 

MSM PURE contiene Metil Sulfano Metano (M.S.M.), la forma más biodisponible del azufre en estado puro. Éste posee numerosas funciones como aportar flexibilidad y elasticidad al tejido conjuntivo y combatir el dolor crónico, entre otros. Sin lugar a duda, es un extraordinario producto desarrollado de una forma completamente natural y respetuosa con la salud del caballo.
 

En definitiva, la mejora de la movilidad articular de los caballos adultos, la reparación del cartílago en los períodos de máximo estrés músculo-esquelético, el aumento de la viscosidad y cantidad de líquido sinovial, la protección y correcta funcionalidad son posibles gracias a la combinación de un correcto aporte nutricional y un entrenamiento respetuoso, adecuado y apegado a las necesidades de nuestro amigo y compañero, el caballo. 

Deja tu comentario