{_missatge_cookies}
{_cookies_autorizadas}:
{_mes_detalls}

Consejos para un mejor verano: hidratación y recuperación

En verano es un buen momento para salir a disfrutar de tu caballo, ya que los días son más largos y tenemos más tiempo libre, pero las altas temperaturas de esta época pueden ser peligrosas para el bienestar de nuestro compañero.

 
 

Caballos verano

En verano es un buen momento para salir a disfrutar de tu caballo, ya que los días son más largos y tenemos más tiempo libre, pero las altas temperaturas de esta época pueden ser peligrosas para el bienestar de nuestro compañero. Deshidratación, malestar general y estrés son algunos de los síntomas que incluso pueden causar problemas más graves como diarreas y cólicos.

Algunos consejos básicos para ayudar a mantener a tu caballo fresco estos días de verano son:

  1. Evitar el ejercicio durante las horas más calurosas del día: se recomienda salir pronto por la mañana o al atardecer.
  2. Ofrecer agua fresca con frecuencia y asegurarse que tienen acceso al agua en todo momento
  3. Asegurarse que el caballo tiene zonas con sombras

DESHIDRATACIÓN

En verano, y más cuando el caballo realiza esfuerzos físicos es muy importante estar atentos para que no sufra de deshidratación. Los primeros dos signos de deshidratación son el apetito reducido y el rendimiento bajo.

Pero ¿Cuánta agua necesita mi caballo?

El consumo de agua varía mucho entre los diferentes caballos. Es esencial vigilar cuánto bebe nuestro caballo al día para detectar cualquier cambio. La necesidad de agua depende sobretodo de la dieta y el ejercicio. La hierba fresca contiene mucha agua, por lo que el caballo en el prado beberá poco. Al contrario, el heno y los granulados contienen alrededor de 15-20% de agua, aumentando la cantidad que es necesario beber. El calor incrementa esta necesidad así como el trabajo intenso por las pérdidas tras el sudor.


Un caballo de unos 500kg con un trabajo ligero requiere unos 25 litros de agua al día para reemplazar las perdidas por la orina, sudor… El trabajo intenso puede elevar la necesidad de agua hasta 300%, entonces este mismo caballo puede llegar a beber unos 75 litros de agua al día.

Caballo bebiendo

¿Qué más se pierde por el sudor?

Cuando el caballo suda, no solo pierde agua. Con el sudor también se pierden los electrolitos o ‘sales corporales’. Las cuatro sales esenciales son el sodio, el calcio, el potasio y el magnesio. Las sales minerales son importantes para mantener el equilibrio de la acidez en el cuerpo, imprescindible para la regulación de los procesos celulares.

Por este motivo, es importantísimo que tras el trabajo el caballo reciba agua fresca y electrolitos lo antes posible para reemplazar las sales y los fluidos perdidos tras la sudoración y reponer las reservas naturales del cuerpo que necesita para permitir una rápida recuperación del caballo y mantenerlo en forma y rindiendo al máximo.

Los electrolitos se pueden administrar mezclados en agua, en la comida o directamente a la boca con una jeringa.

Hydraboost electrolitos caballo

HYDRABOOST es un gel oral rehidratante que se administra fácilmente vía oral gracias a su presentación en jeringa. Contiene sodio, potasio, magnesio y cloro, 4 de los electrolitos que más se pierden con el sudor, además de Glicina, que hace su absorción muy rápida. 

Electrolitos líquido caballoElectrolitos en polvo

ELECTROSALTS y ELECTRO LIQUID, con una fórmula equilibrada de sales minerales, rehidrata, recupera y recarga el caballo.  Disponible en polvo (1kg y 4kg) y en líquido (1L y4L).

  

RECUPERACIÓN DESPUÉS DEL EJERCICIO

 

Caballo, recuperación tras el ejercicio

Durante el ejercicio los caballos sudan y pierden muchas sales minerales e incluso pueden continuar sudando durante mucho rato si no se enfría al caballo adecuadamente. Enfriar al caballo es muy importante para relajar los músculos y hacer que su ritmo cardiaco y respiratorio regrese a sus niveles habituales.

El animal ya dispone de formas naturales de liberar el exceso de calor, pero en ocasiones cuando las temperaturas son muy altas o el ejercicio que ha realizado es muy intenso y queremos que recupere antes, el caballo necesitará tu ayuda para enfriar-se. Saber cómo hacerlo ayudará a tu caballo a recuperarse más rápido:

 

  1. - Quitar la silla, riendas, vendas de trabajo… cuanto antes
  2. - Mojar a tu caballo con agua a temperatura ambiente
  3. - Cepillar o masajear la musculatura para promover la relajación
  4. - Proporcionar agua fresca
  5. - Pasear a tu caballo en la sombra para bajar las pulsaciones
  6. - Aplicar geles o arcillas con efectos analgésicos y antiinflamatorios en los miembros después del esfuerzo

Ice Cool arcilla caballo

ICE COOL, elaborado con Hammamelis y Arnica, es una arcilla que enfría y alivia las piernas cansadas tras un trabajo intenso. Proporciona frío instantáneo y reduce las tumefacciones e hinchazones. 

Recover - recuperación caballo 

RECOVER es un innovador reconstituyente con una fórmula antioxidante y antiinflamatoria que relaja los músculos, elimina toxinas y mejora el estado general del caballo. Proporciona una recuperación rápida tras la competición o el ejercicio. 

by NEORG