Nosotros y terceros, como proveedores de servicios, utilizamos cookies y tecnologías similares (en adelante “cookies”) para proporcionar y proteger nuestros servicios, para comprender y mejorar su rendimiento y para publicar anuncios relevantes. Para más información, puede consultar nuestra Política de Cookies. Seleccione “Aceptar cookies” para dar su consentimiento o seleccione las cookies que desea autorizar. Puede cambiar las opciones de las cookies y retirar su consentimiento en cualquier momento desde nuestro sitio web.
Cookies autorizadas:
Más detalles

¿Por qué se rasca mi caballo?

Miércoles 02 Mayo 2018
 
>// >
 
Caballos campo verano
 
El picor de la piel de los caballos puede deberse a una gran cantidad de factores, externos o internos, y puede aparecer en cualquier época del año. Empezamos por comentar algunas de las posibles causas:
 
Sudor: después del trabajo o de permanecer al sol, la piel suda. Al juntarse con el polvo, el sudor puede causar picazón. El cepillado es en gran medida suficiente para suavizar los picores, junto con una ducha si es necesario.
 
Derfen Shampoo

Recomendamos lavar al caballo con champús suaves y respetuosos con la piel del caballo, como el DERFEN SHAMPOO: un champú dermatológico extremadamente suave para calmar, purificar y restaurar el equilibrio fisiológico de las pieles dañadas y propensas a picores.   

Insectos

Insectos: son muy numerosos y aparecen durante la subida de las temperaturas (en primavera en general, cuando nacen de las larvas). Algunos solo aparecen durante las temporadas muy cálidas (verano) y otros durante las temperaturas más suaves pero con mucha humedad. Todos son más o menos responsables del picor en la piel, especialmente por reacciones alérgicas (Culicoides stomox, mosca negra...), pero también puede ser debido a una sola picadura (tábanos o moscas planas).

Parasitismo y hongos

Parasitismo y hongos: se encuentran en cualquier época del año y son responsables de muchos problemas de la piel. La causa de su aparición es principalmente la humedad, junto con un estado débil del caballo. A menudo aparecen en otoño / invierno y pueden durar todo el año, incluso en verano. Es importante mantener sus espacios limpios (de estiércol, orina…) para evitar la proliferación de parásitos e insectos.

Derfongen

DERFONGEN es una loción calmante con propiedades antifúngicas, antibacterianas y acaricidas. Forma una película aislante que protege la zona de la humedad y mantiene la hidratación natural de la piel. Indicado para hongos, arestines, sarna corióptica, eczemas y costras. Se recomienda su aplicación junto con la vaselina Natjely para una mayor efectividad y una correcta hidratación de la piel.

Caballos comiendo

Alimento: el desorden interno siempre resulta en manifestaciones externas y, a menudo, en problemas de la piel. Esto es tan cierto para los caballos como para los humanos. Una dieta demasiado rica o pobre en calidad, la mala alimentación o el exceso de hierba son fuentes de deficiencias alimentarias pero también de fotosensibilidad, problemas de picores o de la piel.

El sol: todos lo necesitamos, los caballos también. Pero asociado con ciertas plantas ingeridas por el animal o después de la aplicación de ciertos productos, la fotosensibilización puede causar diferentes grados de dermatitis.

El estado psicológico del animal equino también puede influir en la aparición de la dermatitis: el estrés, estar aburrido o muchas horas solo, por ejemplo, son factores "psicosomáticos" que a veces se pueden detectar en los caballos. Los cambios importantes como las lesiones, un cambio de ubicación, la pérdida de un compañero, un cambio brusco de dieta, la modificación de su actividad… pueden afectar al bienestar del caballo y debilitar su sistema inmunitario, facilitando la aparición de problemáticas, también alérgicas. 

Protequin

PROTEQUIN es un suplemento líquido a base de Equinacea, con excelentes propiedades inmunoestimulantes, que contiene la mezcla ideal para un sistema inmunológico y antioxidante en óptimas condiciones. Indicado para caballos en competición o entrenamientos intensos, en situaciones de estrés, para combatir el invierno, o para reforzar la salud del caballo en cualquier momento del año. 

 

Todos estos diferentes factores se acumulan con mayor frecuencia en caballos con dermatitis. Para ver si hay algún factor desencadenante en concreto, se deben modificar uno a uno, sin prisa y rigurosamente. Por ejemplo, cambiar la dieta gradualmente y esperar 2 o 3 semanas para evaluar el cambio. A continuación, lo mismo con los otros factores posibles, hasta ver si el caballo mejora con alguno de los cambios.

Y si el caballo tiene dermatitis estival equina, ¿cómo podemos actuar?

Hay varios tipos de dermatitis (a los alimentos, a los aeroalérgenos, por contacto de productos tópicos…) pero la más usual es la provocada por la hipersensibilidad a las picaduras de los insectos, en concreto a los Culicoides.

La dermatitis estival equina es un tipo de alergia y, como sabemos, las alergias no se pueden curar, pero se pueden aliviar. Dependiendo del país donde habita el animal, puede afectar hasta un 30% de los caballos. Se estima que hoy en día uno de cada diez caballos sufre un problema dermatológico, con un crecimiento exponencial.

De manera general, la dermatitis estival aparece por primera vez en caballos de 2 a 6 años, y empeora con la edad, siendo un caballo alérgico, alérgico para toda la vida. No hay predisposición relacionada con el color de la capa o con el sexo, y todas las razas son susceptibles de padecerla. Sin embargo, sí que existe cierta predisposición genética.

La clave está en la prevención

Una vez sabemos que tenemos un caballo con alergia, y que ésta seguramente le acompañará toda la vida, la medida más eficaz consiste en prevenir su desarrollo antes de la primavera, y paliar sus síntomas en cuanto aparece.

1) Evitar el contacto con los insectos

Manta caballo

La mejor aproximación es limitar la exposición de aquellos caballos susceptibles a los mosquitos, estabulándolos durante las horas que los insectos son más activos (amanecer y atardecer). Proteger las cuadras con mosquiteras u otras barreras mecánicas contra los mosquitos es de gran ayuda, igual que lo son las mantas especiales contra insectos que eviten el contacto con el caballo. También debemos procurar eliminar del entorno inmediato del caballo los lugares de puesta de los insectos, como zonas con agua estancada, estiércoles y excrementos, y asegurarnos de que los bebederos están limpios cambiando el agua regularmente.

2) Preparar el sistema inmunitario del caballo

Si el caballo sufrió dermatitis estival equina el verano pasado, se recomienda hacer un tratamiento de prevención para reforzar el sistema inmunológico y procurar que la alergia no aparezca de forma tan violenta.  

Picorex

Picorex elimina las toxinas derivadas de la dieta y de las picaduras de insectos que pueden estimular el sistema inmunológico del caballo, reduciendo la probabilidad de que se desarrolle la respuesta alérgica. 

Si el caballo sufrió dermatitis el verano pasado, se recomienda un tratamiento de prevención empezando 1 mes antes de entrar en la época crítica de actuación de los Culicoides, administrando 26gr/día.

Si ya tiene picores se recomienda administrar 52gr/día de Picorex durante mínimo 45 días.

Gráfico Picorex

 

La columna naranja representa la reacción del sistema inmunitario del caballo frente a las picaduras de mosquitos. A más cantidad de estímulos, en este caso picaduras de mosquitos, más reacción del caballo, y una vez pasado el umbral de respuesta, se desarrolla la alergia. En el caso de la suplementación con Picorex, los alérgenos no se acumulan en el organismo, por lo que será más difícil o no se llegará a traspasar el umbral que desencadenará la alergia.

3) Usar repelentes respetuosos con la piel

Es mejor escoger repelentes y productos sin agua, ya que no hay que aplicarlo tan a menudo porque no se evaporan; sin químicos, ya que éstos irritan la piel y acaban llegando a la sangre; y sin fotosensibilizadores. Una opción que nos pueden ayudar es el aporte de ajo, repelente natural de insectos.

Garlic liquid

Formulado con extracto concentrado de ajo puro, GARLIC LIQUID aporta todos los beneficios del ajo en un formato económico y fácil de administrar. También contiene azufre, capaz de reducir la carga parasitaria interna del caballo y depurar la sangre.  Dosis recomendada: 30ml/día.

Derfly

DERFLY es un repelente 100% natural, efectivo contra todo tipo de insectos: moscas, mosquitos, tábanos, garrapatas… Actúa de 2 formas:
1. Enmascara el olor del caballo proporcionando un olor no atrayente para el insecto
2. Recubre el pelo con una micro cera que no permite al insecto permanecer en el pelo del animal ni picar
Además hidrata la piel, es resistente al agua i protege de los rayos UV.

4) Tener precaución con la administración de corticosteroides

Los tratamientos puntuales con corticosteroides pueden aliviar temporalmente los síntomas, pero los riesgos metabólicos asociados con su uso pueden ser significativos y deben considerarse con precaución. Consulte siempre con su veterinario para ofrecerle el mejor tratamiento a su caballo.

5) Calmar el picor cuando aparezca

En el caso de que aparezcan los primeros picores, calmarlos cuanto antes para frenar la aparición de heridas y la caída del pelo de la crin y la cola.

Derfen originalDerfen crema  

Aplicar vía tópica DERFEN: Se trata de una loción 100% natural que proporciona un alivio efectivo, inmediato y de larga duración de los picores. Su formulación en loción o crema actúa en cada tipo de alergia cutánea y restaura las defensas naturales de la piel. Los principios activos vegetales que contiene actúan sinérgicamente para calmar la inflamación, regenerar la piel dañada y promover el crecimiento del pelo.

 

Aunque la dermatitis por el momento no tenga cura definitiva, hemos visto que, con un manejo y un tratamiento adecuados, podemos ayudar a aliviar los síntomas y mejorar significativamente la calidad de vida de nuestro caballo.

by NEORG