Nosotros y terceros, como proveedores de servicios, utilizamos cookies y tecnologías similares (en adelante “cookies”) para proporcionar y proteger nuestros servicios, para comprender y mejorar su rendimiento y para publicar anuncios relevantes. Para más información, puede consultar nuestra Política de Cookies. Seleccione “Aceptar cookies” para dar su consentimiento o seleccione las cookies que desea autorizar. Puede cambiar las opciones de las cookies y retirar su consentimiento en cualquier momento desde nuestro sitio web.
Cookies autorizadas:
Más detalles

Caballos nerviosos y problemas de conducta

La psicología del caballo ha ido evolucionando para adaptarse a nuestras exigencias, aunque la mayoría de nuestros métodos de adiestramiento y actividades se alejen de toda naturalidad. Por más que intentamos modificar su comportamiento, su instinto natur
 
Un caballo no tiene otra forma más clara y concisa que negarse a hacer algo para hacernos comprender que algo le duele o le molesta. Los problemas de comportamiento son difíciles de solucionar tanto para nosotros como para el caballo, y antes de pensar que tenemos un caballo testarudo debemos descartar que realmente exista una causa subyacente por la que se niega a cooperar. Las causas más obvias de mal comportamiento son el dolor, ya que un caballo que padece dolor está bajo tensión y puede reaccionar de manera inesperada; la confusión: muchas veces utilizamos el castigo de manera inapropiada sin entender antes los mensajes que el caballo nos está mandando (La confusión es de las causas más frecuentes de problemas de comportamiento durante el entrenamiento); y por último, las malas experiencias, pues los caballos las recuerdan perfectamente, el lugar dónde ocurrió y la persona con la que sucedió.

 

El estrés y sus efectos

 

El funcionamiento del cerebro del caballo es un misterio, ya que solamente podemos interpretar sus pensamientos a través de su comportamiento, y es entonces cuando nos podemos confundir al interpretarlo y pasar por alto algún signo de inconformidad o malestar.

 

Cuando un caballo se siente estresado o asustado, produce adrenalina, necesaria para poder arrancar a correr de la manera más inmediata posible. Sin embargo, la adrenalina en exceso le impedirá relajarse, y sentirse excitado con una constante presión al caballo, con su sufrimiento consecuente.

 

El estrés debilita el sistema inmunitario haciendo el caballo más susceptible de padecer infecciones víricas. De esta manera se incrementa la posibilidad de que se ponga enfermo, sobre todo si ha estado en congregaciones de caballos o transportado en un camión o remolque lleno de gérmenes. Además del malestar que genera en el caballo, puede resultar perjudicial también para su organismo, ya que se liberan sustancias químicas que pueden causar reacciones alérgicas, cólicos, úlceras gástricas, diarreas…

 

Protequin

PROTEQUIN – producto indicado para reforzar el sistema inmunológico. Cuando un caballo sufre estrés es importante tener un sistema inmunológico activo para así prevenir al caballo de padecer infecciones víricas.

 

Formulado a base de Equinacea, por tanto tiene excelentes propiedades inmunoestimulantes. Contiene otros ingredientes claves para la estimulación de la producción de glóbulos blancos, Urticaria tormentosa y es rico en antioxidantes. 

 

 

Debemos discernir entre cuatro tipos de estrés de diferentes orígenes en el caballo:

 

Estrés comportamental: los caballos no ven el mundo del mismo modo que nosotros; su visión es diferente, su oído es más afinado que el nuestro… esto es una posible explicación de por qué el caballo de golpe puede saltar hacia otro lado, o asustarse sin haber nada aparente. Un caballo estresado suele ser un animal agitado, con el cuerpo tenso, las orejas hacia atrás y la cabeza levantada.

 

Estrés mecánico: el nivel de estrés de estos animales también incrementa si padecen algún tipo de lesión, como por ejemplo una cojera, inflamación o alguna enfermedad sistémica. Cualquier esfuerzo que le pidamos a un animal que no está en óptimas condiciones puede resultar frustrante.

 

Estrés nutricional: el aparato digestivo está diseñado para recibir comida durante todo el día y además gran proporción de ella en forma de forraje; así pues, racionar la comida no es más que una manera de humanizar el instinto primario de estos animales.

 

Estrés inmunológico: como se ha comentado anteriormente, un sistema inmunológico debilitado hace que sea más susceptible de padecer infecciones virales o bacterianas. Por eso es de suma importancia mantener un programa de desparasitación y / o vacunación ajustado.

 

Determinar ante qué situación de estrés nos encontramos puede resultar primordial para establecer su solución.

 

 

Las Estereotipias

 

Las estereotipias son comportamientos anormales que se convierten en habituales sin un fin determinado, como por ejemplo dar vueltas en el box, morder la madera y agitar la cabeza. La causa principal es el aburrimiento, aunque se sabe que los estímulos negativos y las molestias continuas como los insectos en las orejas o los rayos del sol del verano en la cara son una causa frecuente.

 

Se ha demostrado que un caballo que padece una estereotipia, intenta estimular su cerebro para que libere sustancias que generan placer y alivian tensiones. Así el caballo encuentra una manera de sentirse mejor, aunque con el tiempo pasa a depender de ello siendo adicto a la liberación de esas sustancias, y es entonces cuando empieza en comportamiento estereotipado, cuando lo realiza sin el motivo de estrés que lo generó inicialmente.

 

 

Soluciones a los problemas de conducta

 

Transporte, visitas al herrador y al veterinario, nuevos entornos, situaciones de estrés

 

Hay momentos de más estrés para el caballo, que suelen comportar situaciones de difícil manejo. En estas ocasiones el caballo, aunque sea tranquilo, no se comporta como es habitual, y se puede mostrar intranquilo y nervioso.

 

Confidence EQ está diseñado para ayudar a reducir el estrés en los caballos. Reproduce las señales químicas de tranquilidad que la yegua envía a su potro. Son feromonas y transmiten mensajes que su caballo puede entender de forma instintiva. Actua en media hora y su efecto tranquilizante dura unas 2 horas y media.

Concentraciones, rutas, paseos y romerías

 

Hay caballos que se ponen tensos y nerviosos cuando se encuentran en concentraciones, rutas o paseos en las que tienen que compartir espacio con otros caballos o mucha gente. Si somos conscientes de este comportamiento, podemos anticiparnos y preparar al caballo para que esté más tranquilo.

 

 +  

 

MAGIC LIQUID está formulado a base de Magnesio altamente bio-disponible y una mezcla de plantas tradicionales para combatir el estrés y la ansiedad del caballo. Es una solución rápida y eficaz para tener un caballo tranquilo y concentrado. Dosis: 25ml/día. 

 

MAGIC INSTANT JERINGAS tiene un efecto calmante rápido. Actúa en menos de una hora y funciona todo el día. Administrar una jeringa una hora y media antes del evento. 

 

Entrenamiento

 

Durante el entrenamiento se desensibiliza al caballo de los miedos para que entienda que puede confiar en el hombre. Sin embargo, si este proceso no se realiza adecuadamente, el caballo puede quedar completamente bloqueado cada vez que se le expone a la misma situación que le aterroriza.

 

Utilizar el suplemento adecuado facilita la concentración del caballo al ejercicio o entrenamiento.

 

MAGIC 5 STAR combina magnesio altamente bio-disponible con hierbas con propiedades calmantes. Es ideal para todos los caballos de deporte y competición. También está especialmente indicado para los caballos jóvenes, propensos a la ansiedad, que son faltos de experiencia o están desconcentrados. 

 

Caballos temperamentales

 

En casos de caballos temperamentales, nerviosos, estresados o excitados ya por naturaleza, que forma parte de su estado habitual, es recomendable un tratamiento más prolongado y constante a base de triptófano y magnesio. Además, podemos reforzar este tratamiento con una suplementación puntual el día del evento o competición.

 

              

 

EQUI 2000 TRYPTOMIX está formulado a base de triptófano. Su administración a diario (20gr/día) consigue el bienestar mental de manera ininterrumpida en caballos de temperamento. 

 

Administrar TEMPRALAX, con triptófano y magnesio, 2 horas antes del evento, cuando el caballo aún está totalmente tranquilo.

 

CONCLUSIÓN

 

Los problemas de conducta son una realidad muy presente en el mundo ecuestre, y por eso también merecen mención. Si intentamos entender un poco más la mente del caballo conseguiremos acercarnos un poco más y mejorar la harmonía entre nosotros, los humanos, y este ser tan especial y vulnerable a la vez, el caballo.

 

by NEORG