Nosotros y terceros, como proveedores de servicios, utilizamos cookies y tecnologías similares (en adelante “cookies”) para proporcionar y proteger nuestros servicios, para comprender y mejorar su rendimiento y para publicar anuncios relevantes. Para más información, puede consultar nuestra Política de Cookies. Seleccione “Aceptar cookies” para dar su consentimiento o seleccione las cookies que desea autorizar. Puede cambiar las opciones de las cookies y retirar su consentimiento en cualquier momento desde nuestro sitio web.
Cookies autorizadas:
Más detalles

Dermatitis estival equina: cómo evitarla y tratarla

En verano, un problema siempre presente son los insectos y sus picaduras. Desde GIROVET, proponemos dos tratamientos efectivos para evitar y combatir las picaduras, así como los efectos que producen en el caballo.
 
 

La piel es un órgano importante para mantener la salud interna del caballo. La coraza de la piel no sólo protege como una barrera física frente a los agentes ambientales irritantes y a los traumatismos, sino que también ejerce otras funciones importantes: protege del sol, produce pelo, regula la temperatura, produce vitamina D, almacena nutrientes esenciales, produce secreciones, elimina productos de deshecho, regula el sistema inmunológico y protege contra agresiones externas.

EL PROBLEMA

La Dermatitis, una inflamación de la piel, es relativamente común en caballos provocado por reacciones alérgicas principalmente, infecciones fúngicas o bacterianas.  Dentro de las reacciones alérgicas, la hipersensibilidad a los insectos es la causa más común de prurito en los caballos hoy en día y de los insectos, los más problemáticos son los mosquitos.

Los mosquitos se encuentran dentro de una gran família llamada Culicoides spp, existen más de 1000 especies en todo el mundo y la población aumenta en condiciones de clima templado y húmedo. El entorno tiene mucho que ver con la presencia del mosquito, ya que estos insectos necesitan una temperatura cálida para poder subsistir y reproducirse. Las alergias se desarrollan principalmente en la primavera tardía y verano, siendo el calor, la humedad y la poca ventilación el ambiente ideal para los Culicoides.

Estos insectos son capaces de desplazarse varios kilómetros, y prefieren reproducirse en aguas lentas o estancadas. Generalmente, los huevos quedan inactivos a temperaturas bajas o en periodos de sequía, esperando condiciones favorables para desarrollarse. Las larvas de los Culicoides se encuentran en casi cualquier masa de agua que se encuentre estancada durante al menos una semana. Así podemos encontrar larvas en pantanos, marismas, canales, charcos, riberas de ríos, costas, agujeros de árboles, bidones, cisternas y todo tipo de recipientes al aire libre. No es necesario que haya una gran cantidad de agua ya que en la mayoría de casos, una altura de 1 cm de agua puede ser suficiente para completar su etapa larvaria.

Solamente las hembras son hematófagas y el daño que provocan se debe a su manera de alimentarse, ya que al picar forman un pequeño cúmulo de sangre bajo la piel que causa una inflamación, pero sobre todo se debe a la reacción alérgica que provocan las proteínas contenidas en su saliva. Una vez el sistema inmunológico del caballo reacciona exageradamente a la mordedura, será susceptible de hacerlo toda la vida.

La hipersensibilidad por insectos, es una reacción alérgica a la saliva por las mordeduras de estos insectos y es un desorden estacional típico. Tiende a empeorar con los años y la repetición de los episodios.

SIGNOS CLÍNICOS

La mordedura de este mosquito causa un picor intenso que provoca que el caballo se rasque sin cesar en la zona afectada, dañando la piel y arrancándose el pelo contra cualquier objeto que tiene a su alcance. Las zonas más frecuentemente atacadas son la base de la cola, el nacimiento de la crin, la cara, el cuello y la línea ventral, y es por eso que a menudo aparecen áreas sin pelo e incluso heridas o costras en estas zonas. Si la alergia se intensifica, la cola adquiere un aspecto denominado “cola de rata”, pues su aspecto sin pelo se asemeja a ésta, y la crin acaba totalmente mutilada. Estas lesiones pueden llegar a ser profundas y dejar cicatrices.

Cara caballo dermatitis Cola de rata dermatitis

Además de la afectación de la salud del caballo, su bienestar general también resulta alterado. Un caballo que tiene que soportar el ataque de los mosquitos una y otra vez se pone nerviosísimo, y los músculos se le agotan por el pateo continuo y la agitación de la piel. Un caballo de comportamiento tranquilo puede de repente portarse mal cuando se le monta, negándose a aceptar órdenes. Los caballos pueden estar buscándose las lesiones y dar patadas, lo que resulta peligroso para ellos mismos y cualquier persona o animal cerca. En algunos casos raros, las picaduras pueden ser tan molestas que los caballos están tentados de huir, pudiéndose lesionar a sí mismos al correr.

Los insectos crean un estrés y una ansiedad suficientes para perturbar la alimentación normal; el caballo pierde peso, no sólo porque disminuye la ingestión de alimentos, sino también debido al esfuerzo físico realizado al dar patadas y pisotones a los mosquitos. Por último, en ocasiones los mosquitos causan una pérdida de sangre considerable durante cierto tiempo, produciendo anemia y dejando al caballo cansado y débil para entrenar o competir.

La dermatitis estival es una afección frecuentemente descrita en los caballos causada principalmente por mosquitos. Según el país, puede afectar hasta un 30% de los caballos. Se estima que hoy en día uno de cada diez caballos sufre un problema dermatológico, con un crecimiento exponencial.

De manera general, aparece por primera vez en caballos de 2 a 6 años, y empeora con la edad, siendo un caballo alérgico, alérgico para toda la vida. No hay predisposición relacionada con el color de la capa o con el sexo, y todas las razas son susceptibles de padecerla. Sin embargo, sí que existe cierta predisposición genética. El desarrollo de la alergia depende, sobre todo, del manejo de los animales.

TRATAMIENTO

La clave en esta clase de problemas es llegar a prevenir la reacción o, si ya ha aparecido, poder aliviar el picor y la irritación. 

CÓMO EVITAR LAS PICADURAS

Evitar al máximo el contacto del Culicoide con el caballo: Los caballos que desarrollan la alergia deberían estabularse durante el amanecer y el atardecer, que es cuando los mosquitos se alimentan más activamente. Los mosquiteros en los boxes son de ayuda, pero deberían ser de una malla lo suficientemente pequeña para impedir el paso de los mosquitos. Cubrir al caballo con una mosquitera también puede ayudar, pero los mosquitos prefieren el abdomen a las zonas elevadas, y estas zonas no se pueden cubrir bien. Se trata de pensar en ahuyentar a los mosquitos, por tanto se pueden pensar medidas como instalar ventiladores en los boxes para las horas claves de actuación de los mosquitos, ya que no toleran bien las corrientes de aire. Del mismo modo, se deberían eliminar todos los depósitos de agua cercanos a los caballos, que son claves para el hábitat de estos insectos.

Prevenir desde dentro: Combinar la dieta con suplementos nutricionales tan beneficiales para la salud cómo el Ajo puede llegar a evitar el desarrollo de la alergia, pues el ajo tiene propiedades repelentes que evitan que moscas y mosquitos se acerquen al caballo. Además de ofrecer una protección externa hacia los parásitos, el ajo es rico en azufre, y éste ejerce un efecto reforzante del sistema inmunológico debido a su capacidad de captar las especies reactivas del oxígeno. Éstas pueden llegar a debilitar al caballo y no permitir que su sistema inmunológico esté en condiciones para combatir el ataque de los mosquitos. 

Garlicajo 100% puro en forma granulado, ideal para suplementar con la comida diaria del caballo. Aporta todos los beneficios del ajo y además repele los insectos una vez excretado. Presentaciones: en gránulos (5kg y 10kg) y en líquido (1L). 

Garlic granules ajo granuladoGarlic líquido 1L


Picorex elimina las toxinas derivadas de la dieta que pueden estimular el sistema inmunológico del caballo, reduciendo así la probabilidad que con las picaduras de los insectos se desarrolle la respuesta exagerada del sistema inmunológico, lo que se conoce como alergia.

Ahuyentar a los mosquitos: El olor de los caballos es el que los atrae. La particularidad de los caballos es su intenso sudor, que resulta muy atractivo para los mosquitos. Así pues, si podemos limpiar el caballo de sudores a menudo, reduciremos este olor tan irresistible para los Culicoides. Utilizar repelentes previene un acercamiento de los mosquitos, especialmente en aquellas horas dónde más actúan. No matan los insectos, pero previenen que se acerquen a los caballos enmascarando su olor natural. Recomendamos usar alternativas naturales a los insecticidas cargados de productos químicos, que dañan los materiales y pueden llegar a producir irritaciones a los caballos. 

 

CÓMO TRATAR LAS PICADURAS

Una vez el caballo ya ha recibido picaduras de insectos, siempre podemos tratarlo para que la reacción no sea tan fuerte. 

PicorexCon un tratamiento de choque (una dosis más elevada, de 52gr al día durante 45 días) podemos eliminar la cantidad máxima de toxinas para que el problema no vaya a más. 

Omega OilOMEGA OIL es una mezcla de aceites naturales, ricos en ácidos grasos esenciales, OMEGA 3 y OMEGA 6, que potencian la salud del sistema inmunitario, además de ser un gran complemento para la piel, articulaciones, sistema reproductor y performance.

DERFEN es una loción natural y sin cortisona con una mezcla de aceites 100% vegetales, fácil de aplicar, muy eficaz y con resultados inmediatos. Promueve el crecimiento del pelo, gracias al efecto combinado de los ingredientes activos de la pimienta negra, el orégano, el comino y la vitamina E, que proporciona rejuvenecimiento, protección y curación de la epidermis.

 

by NEORG