Nosotros y terceros, como proveedores de servicios, utilizamos cookies y tecnologías similares (en adelante “cookies”) para proporcionar y proteger nuestros servicios, para comprender y mejorar su rendimiento y para publicar anuncios relevantes. Para más información, puede consultar nuestra Política de Cookies. Seleccione “Aceptar cookies” para dar su consentimiento o seleccione las cookies que desea autorizar. Puede cambiar las opciones de las cookies y retirar su consentimiento en cualquier momento desde nuestro sitio web.
Cookies autorizadas:
Más detalles

Problemas Digestivos

Viernes 04 Noviembre 2022

La nutricionista de NAF, Kate Hore, analiza cómo podemos minimizar el riesgo de tener trastornos digestivos y ayudar a mantener una microflora intestinal saludable.
 

 

En primer lugar, y lo más importante, es evaluar si los excrementos son muy blandos porque pueden ser un signo de enfermedad, debido a cambios en la dieta o a una situación estresante. Si tu caballo sufre diarrea severa, fiebre, síntomas de cólicos o pérdida de peso, es importante consultar al veterinario especialista de inmediato.
 

Si los excrementos se pueden describir como 'sueltos' pero el caballo está sano de todo lo demás, es probable que algo haya alterado el delicado equilibrio de la microflora en el intestino posterior. Si lo detectamos a tiempo, podremos reequilibrar el intestino y recuperarlo correctamente.
 

1. Primero la fibra

Cuando el nutricionista formula una dieta específica para nuestro caballo, siempre la proporción de fibra debe ser la más alta. Un mínimo de 1,5% de su peso corporal debe ser forraje. El forraje puede ser una combinación de pasto, heno, alfalfa o una fuente alternativa de fibra preservada. Menos de un 1,5% de fibra podría resultar en heces blandas y una potencial pérdida de peso del caballo, ya que posee la habilidad evolutiva especifica de digerir la fibra mediante la fermentación en el intestino posterior.

2. Realiza cambios en la dieta de forma gradual

La microflora intestinal está en sintonía con la dieta del caballo, por lo que los cambios rápidos en la alimentación pueden provocar malestar digestivo (heces blandas), hasta que los microbios de la nueva dieta se establezcan adecuadamente. Si los cambios se realizan lentamente, entre 7 a 10 días, la población microbiana puede adaptarse y el sistema digestivo permanecerá más estable.

3. Mantiene una dieta baja en cereales

La población microbiana del intestino posterior es más eficaz en un pH neutro. El almidón o las comidas azucaradas que llegan al intestino posterior sin digerir, se fermentarán y luego se liberará ácido láctico. Una vez que el intestino grueso se vuelva ácido, las bacterias mueren liberando toxinas que comúnmente conducen a excrementos sueltos y, en el peor de los casos, en cólicos y laminitis.
 

4. Suplementación – la gran ayuda

Incluso cuando los propietarios cuidan estrictamente la alimentación, los caballos pueden sufrir episodios irregulares de heces blandas. Esto puede suceder por varias razones, como el estrés o si se administra forrajes conservados. Por ejemplo, el heno ofrece muchos beneficios; a parte del sistema respiratorio y que es ideal para almacenar fácilmente en el campo, genera una mayor energía digestible. Sin embargo, la acidez puede provocar sensibilidades en el intestino posterior. En casos como este, podemos añadir un suplemento para mantener una buena salud digestiva.

Los suplementos con Probióticos y Prebióticos son útiles para restablecer las interrupciones digestivas a corto plazo. Los probióticos son microorganismos vivos que se unirán a las poblaciones de bacterias buenas en el intestino y los prebióticos son el alimento que refuerzan las bacterias buenas en el intestino.

Si existe acidez en el intestino posterior, será difícil para los pre y probióticos establecer un nuevo entorno, por lo que se necesita un apoyo adicional. A menudo, utilizamos arcillas digestivas, que se digieren y neutralizan el ambiente ácido, similar a un antiácido pero que actúa sobre el intestino posterior en lugar del estómago.

Además de los típicos ingredientes para la salud intestinal como los Saccharomyces, es importante tener en cuenta los ingredientes provenientes de fuentes vegetales, como la achicoria y el Psyllium, que actúan como prebióticos naturales y ayudan a mantener el equilibrio intestinal.

Como propietarios de caballos, nos encontramos a diario con nuevos desafíos que surgen del estilo de vida equino moderno, como por ejemplo un cambio de establo. Estos desafíos pueden empeorar el rendimiento, la salud y el bienestar. Entendiendo estos desafíos y la ayuda que puede proporcionar un suplemento de calidad nos permitirá recuperar fácilmente su condición y resultará en un caballo sano y feliz.
 


Recomendamos GastriAid para un mantenimiento digestivo óptimo adecuado para todo el año, proporcionando apoyo antiácido para el estómago, apoyo pre y probiótico para la población microbiana en el intestino posterior y controlando los niveles de pH para una fermentación óptima de la fibra.
 

by NEORG